Mejorar nuestra auto-percepción


Al hablar de auto-percepción, es casi imposible no pensar en auto-concepto, autoestima, habilidades sociales y un sin fin de temas relacionados.


Pero hoy quiero centrarme en explicar lo más importante dentro de la auto-percepción.

Primero y antes que nada partamos de la siguiente premisa: mis propias creencias pueden favorecer o perjudicar mi proyección al mundo. Pero ¿esto qué quiere decir? Si yo creo que no soy bueno en algo, puede ser que me desanime a mi mismo para no hacerlo o afrontarlo y mientras todo eso pasa por mi mente, de alguna manera la proyección que doy al exterior es opuesta a mi crecimiento.


Entonces la percepción de nosotros mismos regula cómo nos dirigimos en palabras y pensamientos a ese yo interior, es decir, es ese diálogo interno que nos habla todo el tiempo y puede estar determinado en su forma estricta, suave o cualquiera que se haya internalizado.

La auto-percepción también incluye la impresión que tenemos de nuestras capacidades y nuestra propia singularidad. No es sólo lo que nos dijeron en la infancia o a lo largo de nuestra vida, si no lo que reforzamos o desmentimos con nuestra propia experiencia.


Pero la maravillosa noticia es que podemos trabajar con ella y a continuación les comparto los 4 ámbitos en los que podemos reforzarla:

  • 1.Ámbito Social. En este ámbito podemos trabajar nuestras habilidades sociales. Poseemos o no ciertas habilidades para relacionarnos, sin embargo lo que sí podemos hacer es aprender las destrezas de las relaciones sociales asumiendo que la aplicación de éstas influirán positivamente en nosotros.


  • 2. Ámbito Físico. La imagen corporal puede adquirir mucha importancia dependiendo de diferentes variables y distintas etapas de nuestra vida. Podemos trabajar en nuestra imagen física sin que esto suponga darle un peso mayor que a los otros ámbitos, lo cual favorecer la autoestima.


  • 3. Ámbito Académico. El encontrar en nuestra vida temas que nos apasionen y que nos den satisfacción o nos reporten cierto crecimiento, también favorece nuestra auto-percepción.


  • 4. Ámbito Emocional. El potenciar estados emocionales que se fundamenten en un lenguaje auto dirigido positivo y en un control adecuado de los sentimientos son la base para un florecimiento en todos los ámbitos.


Trabajar constantemente en nuestra auto-percepción nos puede llevar a tener una mejor imagen hacia nosotros mismos y hacia el exterior, además de favorecer el sentido de identidad. Y esto nos puede llevar a expresar nuestra opinión ante los demás, saber identificar y expresar emociones, a defender nuestra posición y sobre todo reconocer nuestras cualidades y experimentar de forma compasiva nuestros defectos.



VN

CONTACTO

contacto@vanessanavas.com

O puedes dejarme un mensaje y con gusto me pondré en contacto contigo.

DERECHOS RESERVADOS POR VANESSA NAVAS 2018 ©